Heráldica

Los escudos de armas o blasones aparecieron aproximadamente en el siglo XII. La heráldica es el arte que estudia su composición y significado.

Un escudo de armas no es propio de un apellido sinó de una familia, de un linaje, así pueden existir varios escudos para un mismo apellido o apellidos que no estén relacionados con ningún escudo debido a que ninguna familia con tal apellido tenga un blasón.

Los escudos se atribuyen a la nobleza, a demás de ser noble por nacimiento, una persona (y a partir de ella su descendencia creando un linaje) podía ser incorporado al cuerpo de la nobleza por realizar alguna hazaña considerada honorable (por su Rey, por su país, por Dios...) y el título otorgado venia acompañado del escudo cuyos blason o motivos estaban relacionados con la hazaña realizada o con algún otro aspecto que el nuevo noble solicitara . Por otro lado hay quien sostiene que los escudos no son propios solo de nobles y que cualquier familia que pudiera pagarlo podía encargar diseño de uno.