Investigación genealógica en casa

Antes de iniciar una investigación debemos recopilar el máximo de información posible. Todos los datos son importantes tenemos que realizar muchas preguntas y tener paciencia con la memoria de los más mayores. Hay que ser ordenado con todos los datos y saber jerarquizarlos.

¿A quién preguntar?

  • Empieza por los que sepas que alguna vez se han interesado cómo tu por vuestros antepasados y compartid información.
  • A los siguientes que debes preguntar es a los más mayores de la familia (para conseguir nueva información o confirmar la que tengas) Además de en tus abuelos piensa también en tus tíos abuelos.
  • A partir de aquí ves bajando generaciones, tus padres, tus tíos, tus primos... Puede que alguno de ellos algún día preguntara a tus bisabuelos.
  • Cuando apuntes los datos apunta el nombre de la persona que te los dijo, te irá bien para contrastar datos dados por distintas fuentes.

¿Qué preguntar?

  • Cuanto más preguntes mejor, todos los datos te pueden ayudar.
  • Lo más importante a anotar son los lugares y las fechas de los hechos más importantes apunta si son datos exactos o aproximados. Lo hechos más básico son:
    • Nacimiento
    • Boda
    • Fallecimiento.
  • Hay otros datos interesantes para conocer tus antepasados, también los podrás utilizar para buscar documentación
    • ¿De qué trabajó?
    • ¿Hizo el servicio militar?
    • ¿Cómo conoció a su pareja/s?
    • ¿Pertenecía a alguna clase de club o asociación?
    • ¿Cómo se llamaban, quiénes eran, donde conoció a sus mejores amigos/as?

Recopila documentos

Cuando hagas las entrevistas aprovecha y pregunta si guardan cualquier tipo de papel, documento relacionado con la persona (antiguo D.N.I, libros de familia, esquelas, escrituras de propiedad, artículo de periódico, diploma...).
En estos documentos es de dónde podrás conseguir datos más exactos.